Potosi - Bolivia Lunes 20 de Noviembre de 2017

Continúa la búsqueda de los cuerpos de dos personas en el Cerro Rico de Potosí

Equipos de rescata de la Policía Departamental y cooperativistas mineros continúan las labores de rescate de los cuerpos de Ever y Willy Choque Santos, que fueron afectados por un hundimiento en el Cerro Rico de Potosí.

Reportes sobre los acontecimientos del pasado miércoles dan cuenta                 que los dos hermanos trabajaban en un terraplén cargando el mineral producido por los cooperativistas de la mina Relámpago cuando se produjo un sifonamiento que les arrastró hacia el interior de la mina.

La Federación Departamental de Cooperativas Mineras (Fedecomin) informó que los hermanos Choque Santos no son cooperativistas sino que fueron contratados por los dueños de las volquetas que realizan el servicio de transporte de carga para algunas cooperativas mineras.

Especialistas en temas mineros señalaron que la carga que se deslizó desde la parte externa hacia el área del hundimiento es mucha por lo cual no será fácil rescatar los cuerpos de esas dos personas.

No se conoce cuando se podría lograr el rescate aunque los cooperativistas mineros ingresaron por otras galerías para aproximarse al área donde reposa la carga que bajó desde la mina Relámpago.

Desde el Ministerio de Minería y Metalurgia se hizo conocer que hoy inicia un encuentro con los cooperativistas mineros y representantes de las instituciones locales para analizar el estado del yacimiento y las alternativas para evitar más daños a la estructura y sentar las bases para la reubicación de los mineros.

Los cooperativistas señalaron que están buscando alternativas de solución en lugar de criticar como algunos dirigentes que creen saberlo todo pero en realidad desconocen cuál es el sistema de trabajo de los mineros en las minas del cerro además de no conocer que este yacimiento se explotó desde antes de la llegada de los españoles.

 

1 comentario

  1. Patty Sánchez Uño

    24 septiembre, 2017 at 10:34 pm

    No debe menguar ni por un segundo la de de encontrarlos

Deja una comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *