Potosi - Bolivia Martes 16 de Julio de 2019

En Potosí las comadres celebran a lo grande pero en los mercados y puestos de venta de comida

Quien en Potosí no tiene una casera en un puesto de venta de comidas o en el comedor de un mercado. Sin duda alguna que todos, porque el gusto culinario en Potosí es de alguna manera exigente y por eso en esta jornada de comadres donde la mayor celebración se tiene en los mercados quisimos conversar con ellas a pesar de lo ajetreadas que estaban atendiendo a los caseritos.
En la avenida Sevilla hay una casera que por más de tres décadas viene alimentando a la gente, se trata de doña Elsa quien a diario incluyendo sábados, domingos y feriados sirve una variedad de platos que son degustados por mucha gente.
Ella en esta nota se refiere a la atención que da, pero también a la labor que realiza Kollasuyo todos los días porque ella es asidua oyente de la radio y destaca la labor social que realiza esta emisora.
En el mercado Vicuñas se mantiene una tradición, ocurre que en la época de la colonia el espacio donde está construido este mercado, era el lugar de venta de sal, mineral que se traía desde el salar pero a lomo de llama, eran más de 200 kilómetros que recorrían los llameros para asentarse en ese lugar.
Las caseritas, las comadres de ese mercado mantienen una tradición y es que todos los jueves de comadres contratan un curandero tradicionales para sacrificar dos llamas, una café y una blanca, ambas tienen su significados, según nos relata Alex Janco Gareca, curandero.

Doña Honoria es una comerciante que desde hace 48 años trabaja en lo que originalmente era la plazuela Vicuñas y ahora un mercado y nos relata la tradición que ellas cumplen desde hace décadas al sacrificar un par de llamas con cuya carne se preparará una parrillada y celebrar después con buena música la festividad de las comadres.
Doña Nelly es la comadre de los jugos, una caserita que tiene bastante clientela por la calidad de jugos que ofrece todos los días, jugos saludables por supuesto porque son preparados con fruta natural y al pedido de los consumidores.
Doña Nelly dice que lo primero que se tiene que hacer en el día de las comadres es “thicanchar” el puesto como muestra de agradecimiento a la Pachamama que es la que bendice todos los días para que les vaya bien en el negocio.


A quien no le gusta comer algún momento un rico puchero y preparado por doña Patty en el mercado 10 de noviembre donde muchos compadres acuden todos los días a servirse estos preparados, que, a decir de doña Patty la característica de sus preparados tienen un secreto, que son el secreto de la abuela.
Y quien no fue a servirse muy tempranito un café, un mate, un tecito a lo de doña Delia en el mercado 10 de noviembre en el lugar que ella le llama la arrinconada.
“Trabajo desde las seis de la mañana, porque mis caseros vienen desde muy tempranito”, dice doña delia que desde hace décadas alimenta, hace estudiar y mantiene a sus hijos con el trabajo que ella desempeña y delo que ella se siente muy orgullosa.
Y los calditos, quien no gusta de los deliciosos calditos en el mercado central, donde tenemos un grupo de caseritas, comadres que todos los días nos hacen degustar de los famosos caldos de res, de pollo o de cordero, ellas también se dan tiempo de festejar este día tan especial como es el Jueves de comadres.
Doña Adelita es otra de las caseritas que desde hace décadas tiene su puestito en el mercado 10 de noviembre y cuya característica es ofrecer a sus clientes el famoso silpancho, claro a un costo por demás accesible.


Pero lo que además le caracteriza es ofrecer a sus clientes comida ecológica como el aji de trigo, ají de pelado, lagua entre otros y es por ello que su clientela está asegurada.
La comadre Adela también va a festejar el día de las comadres, pero no se preocupen, mañana como todos los días seguirá ofreciendo sus deliciosos preparados culinarios.

Redacción: IHRR

Deja una comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *