Potosi - Bolivia Martes 11 de Diciembre de 2018

Fiscalía General inicia investigación del asesinato de dos jóvenes en Potosí

La Fiscalía General del Estado desplazó ayer una comisión de fiscales a la población de Uncía (Potosí) con la finalidad de investigar el presunto linchamiento de dos personas, entre ellas, un menor de edad.

“Estamos desplazando fiscales para la investigación, la fuerza policial ha sido rebasada por la población, han llevado adelante este sangriento hecho contra dos personas, un menor de edad”, anunció el fiscal General del Estado, Juan Lanchipa.

La autoridad del Ministerio Público destacó que el equipo de fiscales desarrollará las investigaciones hasta esclarecer los sucesos y dar con los autores del hecho sangriento ocurrido en Uncía.

Los reportes policiales dan cuenta que los policías de la zona capturaron a dos personas que fueron acusadas por la comisión del delito de robo de un motorizado que no contaba con las placas respectivas.

El aparente robo se habría producido cerca de la población potosina de Sacaca y los dos jóvenes fueron llevados a Uncía para que eventualmente pudieran ser internados en la cárcel pública.

Cuando los policías llegaron con los detenidos se concentró un gentío que demandó que la audiencia fuera en plena plaza pública y cuando menos se pensaba la gente se lanzó contra los uniformados a quienes redujeron y se llevaron a los dos jóvenes.

Los comunarios intentaban que los dos detenidos declaren quienes eran sus cómplices y cómo trabajaban en el robo de los autos considerados como “chutos” que se suelen internar por esa zona.

En medio de amenazas comenzaron los golpes con palo, con cinturones y patadas para posteriormente utilizar piedras contra la humanidad de los dos acusados que no podían defenderse ante la turba.

Un par de personas recurrieron a piedras grandes para destrozar la cabeza de los que estaban siendo agredidos por la gente.

Cuando ya estaban a punto de morir un comunario se acercó a los cuerpos los que roció con algún combustible y les prendió fuego.

Deja una comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *