Potosi - Bolivia Sabado 19 de Agosto de 2017

La “feria popular” se instaló desde el jueves y ahora el perjuicio es doble (galería de fotos)

 

Quizás por la proximidad de las fiestas patrias, los comerciantes de la denominada “feria popular” se asentaron desde el jueves en la avenida Sevilla de Potosí causando múltiples problemas a peatones y al transporte público.

La feria popular solo tiene permiso de asentarse los días sábado y domingo pero cuando hay un feriado como el que se avecina, se aprovechan para estar hasta cuatro días en las calles. En el caso de este agosto, el feriado del 6, por la fundación de Bolivia, se trasladó al lunes 7 así que este fin de semana tendrá tres días en vez de dos. Si se le suma el viernes, que los comerciantes ya ganaron por haberse instalado desde el jueves, se verá que la “feria popular” estará cuatro días en la Avenida Sevilla y adyacentes.

En la avenida Sevilla hay por lo menos dos instituciones que se ven perjudicadas por comerciantes que están en calles y aceras, el Tribunal Departamental de Justicia y la Casa del Seguro Social de los trabajadores de Caminos. En el caso de la representación regional del Órgano Judicial, se da la ironía que la mayoría de la mercadería que se vende en la “feria popular” es de contrabando y es comercializada en las mismas narices de los administradores de justicia.

El jefe médico de la Caja de Caminos, Osvaldo Fiorilo, dice que la presencia de comerciantes en las puertas de esa clínica perjudica a los pacientes que llegan en ambulancias. “No podemos cumplir con los protocolos básicos de salud. Los pacientes que no pueden mantenerse de pie deberían llegar en ambulancia a la puerta del hospital de donde son derivados a consulta o internación pero, a causa de los comerciantes, no podemos hacer eso”, explicó.

El galeno refirió que la ambulancia debe detenerse hasta a unos 40 metros de la puerta del hospital de donde los sanitarios deben llevar al paciente en camilla, pasando por en medio de los comerciantes, sus puestos y los compradores.

La “feria popular” surgió en la década del ’80 del siglo pasado, cuando la escasez de alimentos obligó a asumir medidas extremas. Primero se instaló en la calle Fortunato Gumiel y adyacentes de donde se los movió luego de años. Ahora están en la Sevilla y aledaños y la Alcaldía batalla por trasladarlos a otro lugar. Los comerciantes se apoyan en su número y se resisten a todo intento.

 

1 comentario

  1. Velentina

    9 Agosto, 2017 at 5:36 pm

    No se puede entender cómo es que no hay autoridad que de fin con todo este atropello a la ciudadanía.
    Es increíble que además de perjudicar el desarrollo del trabajo cotidiano de mucha gente, además se vea una falta de higiene aterradora, se vende comida, fruta, verduras, carnes, lácteos y un sin fin de alimentos en medio de la basura, heces de perros, orines aguas negras y ninguna medida de inocuidad, todo a la vez.
    Una vergüenza total.

Deja una comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *