Especiales

¡SI JURO…! (Nota de Opinión)

Por: Waldo Vargas Reyes

(RK-93 KOLLASUYO) La mañana del domingo 8 de octubre de 2020, David Choquehuanca y Luís Arce Catacora, juraron como Vicepresidente y Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, en un acto solemne cumplido en el Hemiciclo Legislativo.

Tras un saludo protocolar a todos los mandatarios invitados, instituciones y pueblo en general, el nuevo Vicepresidente Indígena David Choquehuanca, reflejo su discurso en base a la cosmovisión andina, amazónica y del Chaco boliviano, pero principalmente en base a los principios, valores y fines del Estado que se encuentran reflejados en la Constitución Política del Estado, convocando asimismo a erradicar el odio, la división, el racismo y la discriminación para dar paso a nuevos tiempos de vida sostenida por el consenso, la horizontalidad y el equilibrio de complementarios.

Asimismo, señalo que: “Ya no más persecución a la libertad expresión, ya no más judicialización de la política, ya no más abuso del poder, el poder tiene que ser para ayudar, el poder tiene que circular, el poder, así como la economía, tiene que distribuir, tiene que fluir, así como la sangre fluye en nuestro organismo” y que el nuevo tiempo significa escuchar el mensaje de los pueblos, significa sanar heridas, mirarnos con respeto el uno del otro, recuperar la patria, soñar juntos, construir hermandad, armonía, integración, esperanza para garantizar la paz y consolidar el Vivir Bien. Pero también en su mensaje agregó: “ya no más impunidad ¡Justicia hermanos! pero la justicia tiene que ser verdaderamente independiente, pongamos fin a la intolerancia, a la violencia a los derechos humanos y nuestra madre tierra”.

Por su parte, después de entonar el himno nacional con lágrimas, el nuevo Presidente que ganó las elecciones del 18 de octubre en primera vuelta con un contundente 55% de los votos, más de 26 puntos por encima de su principal rival, Carlos Mesa, prometió un gobierno “para todos y todas”, con el desafío de cerrar las heridas políticas y superar la crisis económica como la pandemia; aunque claro, crítico a la mandataria interina Jeanine Áñez, -llamándola golpista-que dejó en desastre a Bolivia.
Arce en su discurso tras ser juramentado por su vicepresidente, David Choquehuanca, señaló: “Iniciamos una nueva etapa en nuestra historia y queremos hacerlo con un gobierno que sea para todos y todas sin discriminación de ninguna naturaleza. Nuestro gobierno buscará reconstruir nuestra patria en unidad para vivir en paz”, agregando: “Nos comprometemos a rectificar lo que estuvo mal y a profundizar lo que estuvo bien”.

Recordó también que Bolivia fue escenario de una guerra sistemática contra el pueblo y contra los más humildes. Los dos objetivos del gobierno de facto -pacificación y llamado a elecciones- no se cumplieron, recrudeció el racismo y se usó la pandemia para prolongar un gobierno ilegítimo, “Una inmensa mayoría plurinacional enfrentó el peligro de la proscripción. Se estigmatizó a campesinos y obreros. Se quemó nuestra wiphala. Desde sectores minoritarios de la población se quería una democracia solo para unos pocos”. Asimismo, hizo un llamado a dejar a un lado las divisiones. “Como diría Marcelo Quiroga Santa Cruz, aquel líder socialista asesinado en otro golpe de Estado en 1980, no es el odio lo que impulsa nuestros actos sino una pasión por la justicia”.

En consecuencia, a partir de hoy se abre un nuevo ciclo democrático en el país con nuevas expectativas y nuevas ilusiones.

Pueblos del Sur, 8 de noviembre de 2020.

LA FIESTA DE LAS ALMAS EN TIEMPOS DEL COVID-19 (Nota de Opinión)

Por Waldo Vargas Reyes

(RK-93 KOLLASUYO) A pocas horas de celebrarse el “Día de Todos los Santos y difuntos” que es una festividad llena de muchos significados espirituales y familiares, las y los bolivianos a pesar del COVID 19 que aun viene rondando por diferentes lugares, recordaran a sus seres queridos que partieron a una mejor vida.

De acuerdo a la cultura andina amazónica y chaqueña, la muerte no existe, y es entendida como una transición porque para ellos la vida es eterna. En torno a esta bella creencia, con mucho entusiasmo los dolientes comenzaron a elaborar sus masitas y acudieron a los diferentes hornos panaderos para realizar sus: tanta wawas, galletas, rollos, alfajores, maicillos, bizcochuelos, queques, escaleras, palomas, sol, luna, entre otros, que acompañaran en el armado de la tumba y mesa de la almita. Pero también se añadirá diferentes frutas, dulces, banderines, coronas y la rica comida y bebida que le gustaba al difunto.

La fiesta de Todos Santos se vive a partir del medio día del 1ro de noviembre hasta el mediodía del día siguiente del mismo mes y son dos días especiales que transita en el mundo de lo sobrenatural, de la fe, del secreto y por tanto, difícil de creer y entender. Pero allí está esa cultura, esa tradición que perdura durante siglos y siglos y es respetado por mucha gente.
Así, por ejemplo, en Potosí y Sucre, el día sábado por la noche comenzarán con el armado de un pequeño altar, acompañado de su Santo Cristo, la foto del o la difunta, adornos, flores, candelabros, velas y una buena iluminación. Los altares serán recogidos el 2 de noviembre al mediodía, cuando según la creencia popular las almas se despiden y dejan de nuevo este mundo.

Asimismo, se dice que, de acuerdo a la tradición pre-colonial, cuando una persona muere, su alma (nuna) va a reunirse con el Urkhu Pacha, mundo de abajo. En este mundo subterráneo, un mundo al revés, las almas viven el ciclo de su vida al revés, ellas nacen viejas para morir joven y volver a vivir en el mundo de los vivos. La muerte entonces no es ninguna ruptura, sino una etapa del ciclo de la vida, al contrario de la visión linear de la vida en la religión cristiana. Cada año, las almas vuelven a visitar el mundo de los vivos para ver si su recuerdo perdura.

Ahora bien, en estos tiempos del pos confinamiento del COVID 19 y al estar vigente aun las restricciones sanitarias, muchas familias en esta fiesta de Todos Santos y del Día de los difuntos, compartirán de manera muy diferente porque por la pandemia hubo más de 250 fallecidos en Potosí y será una oportunidad para reflexionar y recordar a sus seres queridos como a las personas que fallecieron por distintas patologías. De ahí que, las oraciones y las ofrendas serán en su mayoría en familia y la entrega de la variedad de masitas preparadas se llevarán a los parientes y amigos de la almita hasta sus casas particulares.

De ahí que cada objeto y/o alimento en la mesa preparada tiene su significado; así por ejemplo: la tanta wawas, representa a las almas que partieron al a mas allá, al otro lado del río o el “pueblo eterno”; la paloma, que sus alas rojas pueden ver al alma; la escalera por donde baja y sube -cielo-tierra- , el Kay Pacha para la cultura quechua y Aka Pacha para el aimara.

Es el lugar donde las almas descienden unas ves al año para reencontrarse con los vivos por un día, en su honor los familiares preparan una ofrenda o mast´aku que acompañan con rezos, ch ´allas y abundante comida; el sol y la luna, alejan al difunto de la oscuridad y alumbran su camino al viaje eterno; la caña de azúcar, le sirve para apoyarse en su cansancio en el camino del retorno y las flores representa la vida y la naturaleza, embellecen y perfuman la mesa frente a la muerte; y los colores, el negro y morado representan el duelo, muerte y dolor, son utilizados para las almas adultas, el blanco la pureza del alma de los niños, el celeste y rosado define el nexo femenino o masculino del difunto.

Pueblos del Sur, 31 de octubre de 2020.

CHICHA, LLAJWA Y KARAPECHO ¡¡ADELANTE DERECHO!! (NOTA DE OPINIÓN)

CHICHA, LLAJWA Y KARAPECHO ¡¡ADELANTE DERECHO!!

Por: Waldo Vargas Reyes

(RK-93 Kollasuyo) La Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma Tomás Frías (UATF) en estos tiempos de pos confinamiento y a días de cumplirse las elecciones nacionales, celebrará el jueves 15 de octubre el 128 aniversario de su creación.

Por Decreto del 5 de mayo de 1870, elevada a rango de Ley el 22 de noviembre de 1872, se estableció en Potosí, el funcionamiento de la Facultad Libre de Derecho, subordinada al Cancelariato de Chuquisaca. Este hecho constituyó el primer antecedente para el nacimiento de la UATF y por Ley de 15 de octubre de 1892, durante la Presidencia del Dr. Mariano Baptista, en forma oficial, se creó el Distrito Universitario en nuestro querido departamento.

Siendo así que en homenaje al nacimiento del Gran Mariscal de Ayacucho D. Antonio José de Sucre se instala en forma solemne y por primera vez en la ciudad de Potosí, el Honorable Consejo Universitario en el salón principal del Colegio Nacional Pichincha (infraestructura en la que comenzó sus funciones la Escuela Libre de Derecho de Potosí), con la participación de intelectuales y representantes de las principales instituciones locales.

A 128 años de vida, el Decano Msc. Abogado Adrián Montoya Laura, a tiempo de saludar y destacar el compromiso de la facultad de derecho de formar abogados que sean capaces de comprometerse con la búsqueda de la justicia social y plena vigencia de los derechos humanos y la democracia, anunció que se está avanzando con la acreditación de la facultad dentro del sistema nacional universitario e internacional y lanzar a las futuras generaciones la creación de la primera carrera virtual autónoma de “politología”. (entrevista Audio)

De la misma forma algo que se debe destacar, es el hecho que el pasado 8 de septiembre de 2020 con la presencia del Rector de la UATF Msc. Abog. Juan Justo Roberto Bohorquez Ayala, el Director de Postgrado Msc. Ing. Gonzalo Fernando Ramírez Cala, el Director de Carrera de Derecho Msc. Abog. Carlos Colque y el Presidente del Consejo de Postgrado de la Facultad de Derecho Msc. Abog, Adrian Montoya Laura, inauguraron los programas de educación continua como modalidades de graduación vía Diplomados, hazaña histórica dentro del sistema universitario nacional que será imitada o replicada por el resto de sus pares por el bien de los universitarios que apuestan sus estudios y conocimientos en la universidad estatal.

En consecuencia, al ser un día y un hito muy importante dentro de la historia potosina y boliviana, nuestro homenaje y cordiales saludos a todas las autoridades de la Facultad de Derecho como al plantel Docente, Universitarios y a todas las personalidades, intelectuales y profesionales que pasaron y salieron de las aulas de dicha facultad de la UATF en sus 128 años de vida. ¡¡CHICHA, LLAJWA Y KARAPECHO!!. ¡¡ADELANTE DERECHO!!.

Pueblos del Sur, 15 de octubre de 2020.

SALVAGUARDAR LA DEMOCRACIA Y LA SALUD (Nota de Opinion)

Por: Waldo Vargas Reyes

(RK 93 KOLLASUYO) La historia contemporánea nos ha demostrado que las sociedades autoritarias han fracasado y las que han logrado construir instituciones democráticas, es decir, instituciones que, entre otras cosas, permiten enfrentar a quienes detentan el poder cuando estos están haciendo un abuso de ese poder para su propio beneficio, han sido sociedades más exitosas.

Bolivia se encuentra en un limbo democrático, sin una presidenta o presidente electo y con una sociedad polarizada política, territorial y cultural. En noviembre de 2019 se instaló un gobierno interino, encargado de organizar elecciones democráticas y transparentes lo antes posible. Sin embargo, el rumbo y el objeto del mismo cambio porque las elecciones se programaron primero para marzo, luego, a causa de la pandemia del COVID-19 se postergó hasta mayo, luego septiembre; y, ahora, las elecciones están fijadas para el 18 de octubre de 2020 de manera indefectible y será un gran desafío.

Ahora bien, y a pesar de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) levantó este domingo la bandera a los ocho partidos políticos para que inicien su campaña electoral exigiendo medidas de bioseguridad para evitar la propagación de la Covid-19, se pudo observar que las y los candidatos presidenciales y militantes llevaban barbijos, pero el distanciamiento físico quedó en segundo plano.

En consecuencia, con la intensión de salvaguardar la democracia y la salud, debemos comprender que si bien las elecciones son la oportunidad para que el pueblo confirme, suprima y reemplace a un representante electo o gobierno, la decisión y el cuidado de la salud está en sus manos y reflejar su voto en base a las propuestas de las y los candidatos y no sea por la carita o simpatía personal. De ahí, que el gobierno transitorio como las autoridades electorales deben ofrecer vías claras que guíen el proceso electoral como la confiabilidad, la certidumbre y transparencia.

Por lo tanto, tomando las sugerencias de la economista Lykke E. Andersen, sobre cómo organizar la jornada electoral para minimizar el riesgo de contagio, se debe utilizar para la votación el aire libre que en espacios cerrados y mal ventilados; donde las mesas electorales deben ubicarse en patios o canchas de fútbol para mantener el distanciamiento físico y recibir alcohol o gel desinfectante para desinfectarse las manos antes y después de emitir su voto. Las personas más vulnerables de 50 años o más y mujeres embarazadas, deberían votar primero es decir de 8 a 10 de la mañana y de acuerdo a la edad establecer horarios para que los últimos en votar sean los jóvenes de 18 a 20 años.

Si bien el riesgo para los electores es mínimo siempre que cumplan con las medidas de distanciamiento físico, barbijos y limpieza de manos, el riesgo para los jurados electorales es significativo, ya que estarán cerca de cientos de personas diferentes durante todo el día. Por lo que éstos, deberían ser los más jóvenes y saludables menores de 30 años y excusarse las mujeres embarazadas o si tienen alguna de las condiciones médicas subyacentes que se sabe que agravan el COVID-19 (obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer, asma, etc.), o si se sienten enfermos.

Esto ayudaría a asegurar la menor circulación de virus posible durante la jornada electoral y, por lo tanto, reduciría el riesgo.

Pueblos del Sur, 7 de septiembre de 2020