Potosi - Bolivia Jueves 06 de Agosto de 2020

EVO ACUSA AL GOBIERNO DE BUSCAR LA CONVULSIÓN PARA POSTERGAR ELECCIONES Y TAPAR LA CORRUPCIÓN

#Nacional

Erbol

Califica de paramilitares a la RJC

El jefe de campaña del MAS Evo Morales acusó este domingo al gobierno de buscar la convulsión del país, a partir de los hechos de K’ara K’ara, Misicuni y el Trópico de Cochabamba, para provocar la postergación de las elecciones, tapar la corrupción, la ineficiencia de la gestión transitoria de Jeanine Añez y seguir con la persecución política.

Morales apuntó al ministro de Gobierno Arturo Murillo de activar planes de provocación a los sectores sociales en Cochabamba y aseguró tener – citando como fuente a “militares patriotas” – que el mismo gobierno planifica atentados contra propiedades públicas para luego acusar a los “masistas de terroristas”

“Nos están provocando permanentemente y ¿Saben para qué? para convulsionar el país y usar esa convulsión para no garantizar las elecciones. También los militares patriotas me informaron cómo estaban preparando, por ejemplo en el valle cochabambino y en el valle cruceño, un grupo armado y  luego el gobierno diga que combate al terrorismo, cuando iba a ser montado por parte de ellos”, manifestó desde Argentina en contacto con RKC.

Acusó al gobierno de reactivar al grupo de jóvenes de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) a los que calificó de paramilitares que antes de su renuncia, habrían sido preparados por gente millonaria para humillar a los más pobres.

El sábado este grupo de “motoqueros” atacó con basura a una vivienda donde supuestamente moraba la Gobernadora de Cochabamba Esther Soria (MAS) para presionarla a renunciar. Al mismo tiempo uno de los cabecillas anunció que cortarían el suministro de agua a la zona de K’ara K’ara, donde comunarios afines al MAS, bloquean el ingreso al botadero provocando que la ciudad de Cochabamba se llene de basura.

Evo preguntó al gobierno si ante “semejantes declaraciones” están procesando a los que amenazaron con cortar el agua. Considera que hay un escenario de terrorismo verbal que viene del Estado junto a una amenaza permanente de convulsionar el Chapare, como cuando empezó la cuarentena y dejaron al Trópico sin banco ni comercio.