Potosi - Bolivia Lunes 03 de Agosto de 2020

EL “CORPUS CHRISTI” EN TIEMPOS DE LA PANDEMIA, NOTA DE OPINIÓN

EL “CORPUS CHRISTI” EN TIEMPOS DE LA PANDEMIA

Por: Waldo Vargas Reyes

(RK 93/KOLLASUYO) Mañana 11 de junio, en medio de la crisis por la pandemia y cuando los bolivianos estamos próximos a superar los 14.000 casos de coronavirus y en Potosí los 200 casos, se celebrará una de las fiestas más importantes para el mundo católico, el “Corpus Christi”, conocido también como el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Celebración que fue fundada por Jesucristo la noche del Jueves Santo, mientras se encontraba junto a los doce discípulos en la Última Cena.

De acuerdo a la historia, la primera vez que se celebró este acontecimiento fue en 1208 (edad media) cuando la religiosa Juliana de Cornillón promovió la idea en honor al cuerpo y la sangre de Cristo presente en la Eucaristía y de a poco tomó su importancia hasta que el Papa Urbano IV instituyó la festividad para la Iglesia Católica Universal, todo con la finalidad de proclamar y aumentar la fe de los católicos en la presencia real de Jesucristo en el Santísimo Sacramento.

En Bolivia según cuenta el Padre Miguel Manzanera, ésta fiesta se remonta a 1683, cuando se tuvo que esperar la autorización desde Roma para llevar adelante en Potosí una procesión en conmemoración a esta fiesta católica que ya se celebra por varios siglos en el país,

“Fue muy solemne en Potosí que entonces era la Villa Imperial y fue en 1683 pues hubo la primera procesión que se autorizó desde Roma, pocas ciudades tenían ese permiso y se realizó con toda fastuosidad y desde entonces se ha ido extendiendo esta costumbre y consiste en que después de la misa la Sagrada Hostia se pone en la Custodia y se saca por las calles en procesión”, cuenta Manzanera.

Asimismo, de acuerdo a las costumbres y tradiciones, las y los potosinos el miércoles por la noche se sirven el rico chocolate acompañado con las deliciosas sopaipillas para las imillas, tawa tawas para las guaguas y los chambergos para los negros y el jueves por la tarde a disfrutar de la deliciosa fruta de la temporada: naranja, mandarina, ajipa, plátano, caña, chirimoya, entre otros.

Aunque Bolivia es un país laico (art. 4 de la CPE) esta celebración está dentro del calendario como feriado nacional y tiene sus propias características, aunque claro por el problema del COVID 19, este año será totalmente distinto, porque no se podrá llegar masivamente a las parroquias, plazas, campos deportivos, entre otros para participar de esta fiesta. Sin embargo, algunas parroquias de Potosí, como la de San Martín, vienen invitando para partir desde las 07:30 con oración personal delante del Santísimo, a Horas 9:00 Celebración Eucarística con bioseguridad y posteriormente la bendición con el Santo Sacramento y los que no puedan asistir deben acompañar con sus oraciones desde su hogar junto a su familia, para pedir a Cristo que de una vez por todas cese esta pandemia.

Por otro lado, en Chuquisaca, la tradición es cocinar un plato de comida especial para el almuerzo (El plato entero de conejo estirado) y compartirlo con todos los miembros de la familia: abuelos, hermanos, tíos, primos y demás. Después, al igual que las y los potosinos se sirven y/o comparten en la “adoración al cuerpo” frutas de la temporada.

Pueblos del Sur, 10 de junio 2020