Potosi - Bolivia Lunes 23 de Octubre de 2017

50 AÑOS DE VIDA COMUNICACIONAL DE “RADIO KOLLASUYO”

Breve historia de una aventura comunicacional de hace 49 años

SI HA DICHO KOLLASUYO, ES VERDAD, esa afirmación es parte de la certeza de los potosinos en materia informativo, desde hace 50 años de manera continua. A las siete de la mañana del 22 de febrero de 1967, irrumpía el éter potosino, R.K. 93 Radiodifusoras Kollasuyo, desde sus primeros estudios de calle Chuquisaca, iniciando la nueva aventura comunicacional en la capital potosina.

Luego de un año de gestiones, para tener licencia oficial de funcionamiento, culminaba el esfuerzo empresarial de los potosinos Nicanor Bravo Corella, Florencio Doria Medina Harrison y los tarijeños, Wilson Mendieta Pacheco y Nelson Aguirre Vaca.

Con un equipo y antena de lo que fue Radio Bermejo de Tanja, y gracias a la habilidad técnica de Florencio Doria Medina, nacía Kollasuyo, para quedarse en los hogares potosinos en transmisión continua de 18 horas.

En 1967, la radiodifusión potosina tenía como actores a las radios Indoamerica, Potosí, Electra y Sumac Orcko, todas ellas, eran especialistas en animar los fines de semana con transmisiones en vivo desde sus auditorios.

Kollasuyo, nació pobre pero con mucha iniciativa y audacia como para trasformar la radiodifusión potosina y dotarla de personalidad propia.

PARA TRABAJAR EN KOLLASUYO HAY QUE SABER ESCRIBIR

Los fundadores de Kollasuyo, habían agotado sus recursos en instalar la nueva emisora, por ello, no podían ofrecer a sus oyentes programas en vivo y en directo desde ningún auditorio.

Se tuvo que recurrir a la inventiva y convertir a Radiodifusoras Kollasuyo, en una emisora informativa por excelencia desde sus primeras emisiones.

Así nace el Central de Kollasuyo o el Noticioso R.K. 93 el primer radio periódico hablado de nuestra ciudad, bajo la dirección de Wilson Mendieta Pacheco, que tuvo que organizar el primer departamento de prensa.

Hasta 1967, los informativos de las radios potosinas, tenían por contenido, los comunicados oficiales, las notificaciones, la lectura de periódicos, algunas grabaciones sin editar o los textos de los discursos de la época.

En Kollasuyo, todo se redactaba de nuevo y surgió la especialización de los reporteros, redactores y lectores de informativo.

Así se cumplía la premisa de que PARA TRABAJAR EN KOLLASUYO, HABIA QUE SABER ESCRIBIR.

Los primeros redactores, bajo la conducción de Wilson Mendieta, aprendieron la redacción radiofónica, la investigación, pero ante todo y sobre todo, estar en lugar donde se generaba la noticia, los hechos los acontecimientos.

.